#48: Creando comunidades

Suma Positiva es una publicación semanal sobre estrategia, negocio y startups escrita por @samuelgil, Partner en JME Ventures

Todas las ediciones anteriores, ordenadas temáticamente, en: sumapositiva.com.


Creando comunidades

Una comunidad es un grupo de gente que se reúne periódicamente—física o virtualmente—en torno a un tema que les importa, ofreciendo a sus miembros la posibilidad de interactuar entre ellos.

La creación de comunidades en torno a productos—tanto digitales como físicos—es una de las áreas que mayor interés despierta entre los emprendedores.

Y no es de extrañar, pues una comunidad presenta alguna de las propiedades más deseables en todo negocio: diferenciación, crecimiento orgánico y defensibilidad por medio de efectos de red.

Veamos algunos frameworks y playbooks útiles para este propósito.


Ven por la herramienta, quédate por la comunidad

El playbook que muchos productos digitales han seguido para poner en marcha una comunidad ha sido el famoso “come for the tool, stay for the networkde Chris Dixon (A16z), que básicamente dice que:

Para obtener la masa crítica de usuarios que se necesita para que una comunidad despegue, el producto debe ofrecer inicialmente utilidad por sí mismo.

Instagram no empezó como una red social para compartir fotos, si no como una herramienta que proporcionaba filtros para que sus usuarios pudieran retocar sus fotos y publicarlas posteriormente en otras redes sociales.

En definitiva: Crea el single-player mode antes que el multi-player.


Crear una comunidad es como crear un nuevo país

Según Alex Zhu, fundador de Tik Tok, crear una comunidad desde cero es muy parecido descubrir un nuevo territorio.

Una vez que has descubierto ese nuevo territorio, el objetivo es hacer que crezca la población y crear una economía para que los nuevos habitantes de ese territorio puedan subsistir y prosperar. En definitiva, crear un país.

Pero, ¿cómo convences a los habitantes de otros países para que emigren a este territorio en el que aún no hay nada?

El problema de los países antiguos es que las clases sociales están ya muy establecidas y es muy difícil para el ciudadano medio ascender. Esa es precisamente la oportunidad que debe ofrecer el nuevo país.

Se trata de ofrecerles algo parecido al sueño americano. La oportunidad de empezar de cero y de alcanzar la prosperidad en base a sus méritos en un lugar donde todo está aún por hacer.

Inicialmente deberás ayudar a crear algunos referentes cuyo éxito inicial sirva de gancho para que más personas acudan. A continuación, deberás descentralizar la creación de contenido (la economía) para que cualquiera pueda intentar alcanzar el éxito y la clase media del nuevo país, lo que lo hace sostenible, florezca.


Comunidades y Maslow

Como decíamos, una comunidad es un grupo de gente que se reúne regularmente para hacer algo juntos y con un propósito o interés común.

Pero, ¿qué impulsa a la gente a reunirse inicialmente?

En un principio, las comunidades nos ayudan a satisfacer el tercer nivel de la pirámede de Maslow: la pertenencia. Somos seres gregarios y tenemos necesidad de pertenecer e identificarnos con tribus.

Sin embargo, eso no es suficiente. La gente que se une a una comunidad quiere tener estatus dentro de ella. Quieren reconocimiento, el segundo nivel de la pirámide. Considéralo


Get Together 

Get Together es una guía práctica sobre cómo crear una comunidad, escrita por tres personas que estuvieron involucradas en la creación de las comunidades iniciales de compañías como eBay o Instagram, entre otros.

El mensaje clave del libro es:

El secreto para conseguir que la gente se reúna es hacer algo con ellos, no para ellos.

Os comparto mis notas.

💥 Haz que salte la chispa

Identifica a tu gente

De todas los grupos de personas posibles que podrían formar parte de la comunidad, piensa en aquellos que tienen la energía necesaria para poner en marcha algo y con las que, si este esfuerzo inicial fructificase, te gustaría seguir colaborando a futuro.

Es probable que tengas que empezar con tus contactos personales.

  • Escribe el propósito de la comunidad: A quién y con qué proposito reúne.

  • Identifica una lista de potenciales aliados iniciales (las “astillas” del fuego).

Haced algo juntos

Las comunidades se forma en torno a actividades compartidas. Algunas actividades simplemente no se pueden hacer de forma individual. Otras, son diez veces mejor cuando se hacen en grupo.

Es importante que pienses además en actividades que se puedan repetir periódicamente. Una comunidad no se crea en torno a un esfuerzo puntual.

No pienses en la comunidad como en una audiencia, sino como en un grupo de colaboradores. La gente se reúne para participar, no para ver cómo tú lo haces todo por ellos.

  • Reune a la gente para la primera actividad en común. Hazla útil, participativa y repetible.

  • Si la gente tiene ganas de repetir, hazlo. Si no, tendrás que volver a empezar.

Haz que la gente hable

Independientemente de qué trajo a la gente por primera vez a la comunidad, las relaciones que formen con otros miembros es lo que les hará volver.

A través del diálogo abierto y continuo, un grupo de gente sin relación previa pero con un interés común puede ser transformado en una verdadera comunidad.

Cuánto más fuertes las conexiones 1:1 entre los miembros, más fuerte será la comunidad.

  • Crea un espacio para que la gente continúe la conversación.

  • Provoca la conversación para que los recién llegados se sientan bienvenidos y animados a participar.

  • Da pistas de cuál es la forma apropiada de participar y contribuir y erradica tan pronto como sea posible el comportamiento inapropiado.

🌬 Aviva el fuego

Una de las señales más claras del éxito de una comunidad es que haya más gente que se quiere unir a ella.

No se trata de crear un push a través de un embudo de marketing, si no de crear un pull.

Atraer nuevos miembros a la comunidad es tarea de todos los miembros. Déjaselo claro y facilítales la tarea tanto como sea posible.

Atrae a más personas

  • Haz que la historia de origen de la comunidad esté disponible para todo aquel que la busque. Cuenta tu historia. Cuenta nuestra historia.

  • Facilita que los miembros puedan contar su historia al mundo.

  • Destaca a miembros excepcionales de la comunidad para ayudar a convencer a aquellos que están considerando unirse.

Cultiva tu identidad

Si la gente ve su involucración en la comunidad como una parte importante de quiénes son, les gustará mostrarlos al mundo a través de elementos visuales, participación en ritos y el uso de palabras propias.

  • Crea elementos visuales que puedan ser mostrados por los miembros.

  • Crea rituales que fomenten la unión entre los miembros.

  • Crea tu propio idioma. Empieza por crear un nombre que identifique a los miembros de la comunidad.

Presta atención a quién sigue viniendo

Una comunidad es un organismo vivo que, o está mejorando, o está empeorando, no hay término medio.

  • Los nuevos miembros volverán sólo si encuentran valiosas las primeras interacciones.

  • Vigila la retención y participación de los miembros a medida que creces. Identifica quién sigue volviendo y por qué.

  • Presta atención a los miembros que más participan, son candidatos a convertirse en futuros líderes.

  • Prepárate para responsabilizarte y comunicar con transparencia en caso de cometer un fallo.

🔥 Pasa la antorcha

Una comunidad no se puede considerar como tal hasta que cobra vida propia.

Crecer requiere de la creación de más líderes. Empoderar a otros para que trabajen en la dirección que tu iniciaste puede dar algo de miedo, pero es precisamente lo que hace poderosas a las comunidades.

En toda comunidad, un pequeño de grupo de gente super apasionada hará la mayor parte del trabajo que se requiere para mover a todo el grupo y expandir los límites de lo que se considera posible.

Crea más líderes

  • Define los requerimientos para optar a una posición de liderazgo.

  • Piensa en cómo evaluar si las motivaciones de los candidatos a líder son genuinas o interesadas.

  • Crea roles con diferentes grados de responsabilidad para que los miembros puedan avanzar a nuevos puestos.

  • Crear un proceso de feedback con los líderes.

Empodera a tus líderes

Para que alguien pueda contribuir voluntariamente a un esfuerzo de este estilo es importante ofrecer un equilibrio entre estructura y libertad. Eso significa que deberás dar a la gente las herramientas para que puedan ayudar, pero a su vez deberás dejarles hacerlo a su manera.

  • Determina los pasos clave en el camino del líder.

  • Crea una estructura de soporte para que los líderes se puedan enfocar en las actividades de mayor valor reducir o eliminar las menos valiosas.

Celebrad juntos

Las celebraciones son momentos festivos que revitalizan a un grupo. Cuando se realizan de forma síncrona—ya sea bajo un mismo techo u online en todo el mundo—hacen que todo el mundo se pare por un momento y se enfoque en la comunidad.

  • Fija una intención clara para las celebraciones. ¿Cómo ayudarán a hacer crecer la comunidad?

  • Piensa en cómo los elementos visuales, rituales e idioma propios forman parte de la celebración.

  • Resume lo que se ha logrado y cierra la celebración reflexionando sobre esos logros.


Buena semana,

Samuel


Otras lecturas interesantes: