Suma Positiva #14: La Tecnología del Dinero (1)

Hola, soy Samuel Gil, partner en JME Ventures, una firma de Venture Capital con oficinas en Madrid y Barcelona que invierte en startups en fase seed.

Estás leyendo Suma Positiva, la newsletter en la que comparto mis aprendizajes sobre cómo construir, escalar e invertir en startups tecnológicas.

Según Ray Dalio en The World Has Gone Mad and the System Is Broken, el mundo se aproxima a un gran cambio de paradigma debido a que hemos alcanzado una situación insostenible. En las próximas semanas intentaré explicar cómo funciona el sistema actual, cuáles son los problemas que presenta y por qué hay gente que piensa que las soluciones basadas en blockchain podrían llegar a ser el nuevo paradigma del que habla Dalio.

Buen fin de semana,

Samuel

PS: 🙏🏻 Si te gusta la edición, dedica por favor unos segundos a compartirla vía email o redes sociales con tus compañeros y amigos. Y por supuesto, si aún no lo has hecho, suscríbete.


✨ Suma Positiva ✨


🧠 Piensa

💵 La Tecnología del Dinero (1)

El dinero es una religión 😇

¿Y el dinero? El único dios verdadero — Joaquín Sabina

Al tipo de dinero que utilizamos actualmente se le denomina fiduciario, ya que no tiene ningún activo físico de valor que lo respalde, a diferencia de lo que ha ocurrido en otros momentos de la historia.

Nuestra fe en el valor del dinero —en que podremos tanto hoy como mañana intercambiarlo por productos y servicios de valor real— es lo único por lo que éste tiene valor.

Es una religión.

Es una religión cuyo sumo sacerdote es el banco central —el que vela porque no perdamos la fe— y cuyos principales lugares de culto son los bancos comerciales —donde se celebran los sacramentos del depósito y se obra el milagro de multiplicación del préstamo—.

¿Por qué creemos? Creemos porque a todos nos conviene creer. Es el efecto de red definitivo. Un dinero que cumple bien sus funciones favorece la actividad económica y el aumento del bienestar de todos.

Pero el dinero no puede dormirse en los laureles. Vive en un continuo equilibrio inestable que requiere de un constante refuerzo de confianza por parte de las autoridades (“whatever it takes”). Si en algún momento sospechásemos con un grado de certeza suficiente que puede perder su valor (que no es el dios verdadero), nos apresuraríamos a adoptar otro tipo de dinero.

Resultado de imagen de equilibrio estable e inestable

El dinero es el pilar básico sobre el que funciona todo el sistema económico. Trabajamos a cambio de dinero que intercambiamos por los bienes y servicios que necesitamos para cubrir nuestras necesidades. Prestamos y nos prestan dinero. Ahorramos el excedente para poder hacer frente a las necesidades que tengamos cuando no podamos trabajar.

Si este pilar se cae, se derrumba todo el edificio.

El sistema monetario y bancario 🏦

Los principales actores del sistema son:

Una Moneda —como el Dólar o el Euro— que nos sirve: (1) como medio de intercambio, para cambiarla por bienes y servicios; (2) como depósito de valor, para almacenarla y hacer compras en el futuro con el dinero que no gastamos hoy; (3) como unidad de cuenta, para poder entender y comparar los precios de todos los bienes y servicios. 

Un Banco Central —como la Reserva Federal o el Banco Central Europeo— quien tiene el monopolio de la emisión de la moneda y cuya función principal es asegurar su estabilidad —controlando la inflación— y ayudar a amortiguar el ciclo económico. Esto lo realiza mediante la fijación de los tipos de interés a corto plazo y de ciertas actuaciones en los mercados financieros (programas de compras de bonos).

Unos Bancos Comerciales que, principalmente, aceptan depósitos de sus clientes y les prestan dinero. Debido a esta actividad, los Bancos Comerciales crean dinero cada vez que dan un préstamo a un cliente. Veámoslo con un ejemplo:

Cuando yo deposito €100 en un banco, éste está obligado a reservar un fracción de él (pongamos como ejemplo €20) y está autorizado a prestar el resto (€80). Tras la realización del préstamo, el total del dinero en el sistema son los €100 que yo tengo depositados más los €80 que el banco a prestado a otra persona (total €180). A este sistema se le denomina de reserva fraccionaria. 

[A nadie se le escapa que si los clientes de un banco decidiesen acudir masivamente a retirar el dinero que tienen depositado en él, éste no podría hacer frente a todas las solicitudes, lo que desataría una reacción en cadena de pánico —conocido como bank run en inglés— que se podría propagar por el resto del sistema bancario.]

Esta expansión del crédito permite adelantar consumo e inversión del futuro, gracias a lo cual la economía crece a una velocidad superior a la que nos permitiría únicamente el aumento de la productividad, que es la velocidad de crecimiento sostenible a largo plazo. Es la fase expansiva del ciclo económico. 

Pero este crecimiento hormonado tiene un efecto secundario: cuando el dinero crece más deprisa que los bienes producidos, los precios aumentan (“too much money chasing too few assets”). A esto se le llama inflación. La inflación perjudica a los ahorradores porque su dinero pierde poder adquisitivo (€1 ahorrado compra cada vez menos bienes reales por la subida de los precios con el tiempo). En el vocabulario que utilizábamos al comienzo, el dinero deja de cumplir correctamente su función de servir como depósito de valor. Si la cosa se desboca, la gente deja de perder la confianza en el dinero. 
El asunto podría terminar como Zimbabwe.

Resultado de imagen de 1 trillion dollars zimbabwe

Cuando el sistema se sobrecalienta y la inflación aumenta demasiado (poniendo en riesgo la credibilidad del dinero), el Banco Central actúa subiendo los tipos de interés. Esto hace que pedir dinero prestado sea más caro, lo cual reduce su demanda. La reducción del crédito y la necesidad de devolver los préstamos pedidos anteriormente durante la fase ascendente del ciclo provoca un descenso del consumo y la inversión. La economía se ralentiza. Entramos en una recesión económica. 

Para volver a reactivar la economía, el Banco Central reduce de nuevo los tipos de interés —a menudo acompañado por un aumento del gasto del Gobierno, que es normalmente el mayor actor de la economía— y el ciclo poco a poco se reinicia.

El dinero como tecnología

Más allá del dinero en metálico, que tiene una tecnología interesante en su fabricación para hacer difícil su falsificación, podemos convenir que el dinero no es más que una gran base de datos en la que todos confiamos que dice quién tiene cuánto dónde y que permite hacer movimientos o transacciones.

A esa base de datos solo pueden acceder los bancos —actividad extraordinariamente regulada que no cualquiera puede ejercer—, quienes a su vez están conectados al banco central. Se trata de un sistema cerrado y centralizado.

Tal es la dependencia de nuestro sistema de la integridad de esta base de datos que los parámetros a optimizar siempre han sido la seguridad vs. la velocidad o el coste. Por ello, hemos acabado con un sistema lento, caro y seguro.

Buena parte de los datos están almacenados en los más que probablemente obsoletos sistemas informáticos de los bancos —mainframes corriendo COBOL—, que nadie se atreve o puede permitir reemplazar por el riesgo que esto supondría.

El dinero se puede transferir —con suerte— de lunes a viernes y en horario de nuevo a cinco. Mover dinero entre países tarda días y además lleva a menudo asociados los costes asociados al cambio de divisa.

El sistema es muy ineficiente moviendo dinero, por lo que ha dado lugar a la aparición de compañías como Visa o Mastercard que básicamente se dedican a mantener grandes bases de datos de transacciones que reconcilian periódicamente con las bases de datos de los bancos.


🥊 Actúa

Who Unicorns hired, and when - Un estudio realizado por Notion Capital sobre adquisición de talento en compañías que han acabado siendo unicornios.

The Why, When and Who of hiring a (modern) CFO for your startup - ¿Cuándo tiene sentido contratar a un CFO en una startup?

Resumen del nuevo libro de Ben Horowitz “What You Do Is Who You Are”:

The Short Life of Online Sales Leads - “Las empresas que contactaron a un cliente potencial en la primera hora después de que éste se pusiese en contacto con la empresa tuvieron 60 veces más probabilidades de cerrar el deal que las empresas que esperaron más de 24 horas.”


🤑 Money Talks

The evolution of the Spanish VC ecosystem — 2019 edition - Jaime Novoa de K Fund nos trae los datos de 2019 sobre la actividad inversora en nuestro ecosistema.

Recordatorio periódico de que éxito y financiación no son sinónimos:


🤹🏻‍♂️ Misc

Investment Banking Presentations - Una colección de presentaciones de M&A realizadas por algunos de los bancos de inversión más prestigiosos del mundo.

A 100x Investment (Part 1) - Sobre cómo comma.ai está intentando ganar la batalla del vehículo autónomo con mucha menos financiación que sus competidores (pista: enfocándose en lo importante).